Quiche lorraine: receta

Las mejores recetas de quiche lorraine

Receta de quiché Lorraine con espinacas

Receta de quiché Lorraine con espinacas

La versión más sana del quiché Lorraine es la elaborada con espinacas. Esta verdura tiene muy pocas calorías pero en cambio tiene muchas vitaminas y minerales, por lo que es perfecta para este quiché. También hemos sustituido el beicon por jamón cocido, bastante más sano y más fácil de hacer.

Además es un quiché muy sabroso. Creo que lo que le hace estar tan rico es la combinación de la nata y de la leche evaporada con el queso emmental, y las espinacas equilibra los sabores.

Es una receta que no tiene ninguna complicación, la masa la compramos y a preparada y las espinacas se cocinan en tan sólo 5 minutos. Lo demás es pan comido.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 lámina de masa quebrada o brisa redonda
  • 400 gramos de espinacas frescas
  • 200 gramos de jamón cocido
  • 125 gramos de queso emmental
  • 4 huevos medianos
  • 125 ml de nata líquida para cocinar
  • 125 ml de leche evaporada
  • 1 cucharada de harina
  • 3 cucharadas de mantequilla derretida
  • sal y pimienta

Elaboración del quiché Lorraine con espinacas paso a paso:

Paso 1. Precalentamos el horno a 220 ºC con calor arriba y abajo.

Paso 2. Limpiamos y cocemos las espinacas en una cazuela con agua y sal durante 5 minutos a fuego medio. Las colamos, las picamos en trozos y reservamos.

Paso 3. Extendemos la lámina de masa sobre un molde para tartas bajo de unos 22 centímetros de diámetro. Adherimos la masa con ayuda de las manos a la base y por las paredes. Pinchamos la base con un tenedor e introducimos el molde en el horno durante 7 minutos para que se vaya cocinando.

Paso 4. Picamos el jamón cocido y rallamos el queso. Reservamos.

Paso 5. Una vez que la masa esté fuera del horno, colocamos el jamón cocido picado, las espinacas en trozos y el queso emmental rallado sobre la masa.

Paso 6. En un bol batimos los huevos con la harina y le añadimos la nata y la leche evaporada. batimos enérgicamente para que se integren todos los ingredientes. Salpimentamos al gusto.

Paso 7. Vertemos la mezcla de nata, leche y huevos a la masa hasta cubrir casi por completo el quiché. Añadimos por encima 3 cucharadas de mantequilla derretida e introducimos en el horno a una temperatura de 200 ºC durante media hora hasta que coja un color dorado por la superficie.

Paso 8. Desmoldamos el quiché y servimos en caliente.

El resultado final es un quiché de sabor delicado y una textura que se deshace en la boca.